Ministerio de Hacienda - República de Costa Rica
Saltar al contenido




Calendario  

Servicios más utilizados  



AUTORIDADES DE HACIENDA PRESENTAN INFORME DE RETOS Y LOGROS 2014-2018

Por Comunicación Institucional
Publicado el Miércoles, 25 Abril 2018
Visto: 2726
  • Logros: Gasto respecto al PIB se sostuvo, ingresos por impuesto de renta crecieron a dos dígitos, manejo responsable de deuda pública, presentación y aprobación de leyes para mejorar controles, mejoras sustantivas en plataforma tecnológica y efectividad de medidas administrativas.
  • Retos: Aprobación de proyectos restantes para fortalecer la Hacienda Pública, mantener niveles de confianza en el país, continuar con innovaciones tecnológicas, avanzar en cumplimiento de estándares internacionales.

En cuatro grandes áreas enmarca el primer vicepresidente y ministro de Hacienda, Helio Fallas, los principales logros de su gestión al frente de este ministerio en los últimos cuatro años: manejo responsable de la deuda pública, presentación y aprobación de nuevas leyes para mejorar los controles en materia de ingreso y gasto público; mejoras sustantivas en la plataforma tecnológica institucional y ejecución de medidas administrativas y acciones de inteligencia para mejorar la recaudación de ingresos y la calidad del gasto público.(ver cuadros adjuntos)

Si bien el Jerarca considera muy positivos los resultados al cierre de gestión, sobre todo por el gran esfuerzo que realizó todo el equipo de Hacienda, al avanzar en áreas estratégicas con muy buenos logros aún sin contar con las herramientas legales para ello, siente no haber logrado la aprobación de todos los proyectos de ley para el fortalecimiento de las finanzas públicas, específicamente el de impuesto al valor agregado y el de modificaciones al impuesto sobre la renta, presentados el 12 de agosto del año 2015 a la Asamblea Legislativa, fundamentales para disminuir el crecimiento de la deuda, y con ello el déficit fiscal que tanto agobia al país en este momento.

“En Hacienda concebimos el fortalecimiento hacendario como una reforma integral y gradual. Por eso, desde el 2015 propusimos un ajuste del 3,75% del PIB (2,50% vía ingresos y 1,25% vía gastos) para enfrentar una deuda creciente que inevitablemente conduce al aumento del déficit fiscal, si no se hacen cambios estructurales. Estos ajustes, junto con las medidas administrativas y mejoras tecnológicas, permitirían bajar el déficit primario y estabilizar la deuda. Sin embargo, al cierre de gestión seguimos abogando por esta reforma integral, porque si bien hemos demostrado que todos los esfuerzos desde Hacienda han ido en la dirección correcta, siempre serán insuficientes si no se aprueban las reformas legales propuestas. El problema es estructural y para resolverlo es preciso el compromiso y la contribución de todos los sectores del país”, aseveró el Jerarca.

Durante la administración 2014-2018, los mayores retos que enfrentó Hacienda fueron el llevar adelante la reforma integral para fortalecer la Hacienda pública y mantener el control de déficit con las herramientas disponibles hasta hoy.

Con respecto al primero, de 14 proyectos presentados en esta vía ante el Poder Legislativo, se logró la aprobación de 10 de ellos; cinco por iniciativa del Ejecutivo.

Para enfrentar el segundo gran reto, se logró sostener el gasto en relación con el PIB, salvo por el aumento de los intereses de la deuda. Además, se hizo una gestión eficiente de la deuda con acciones como canjes, subastas inversas, Tesoro Directo y diversificación de la base de inversionistas. Así mismo la tasa de crecimiento del gasto presupuestario que creció un 3,2% en el Presupuesto de 2018, todas estas medidas de control de gasto y adecuado manejo de la deuda se mantuvo controlado el crecimiento del déficit garantizaron el financiamiento de la operatividad del Estado, a pesar de la situación fiscal.

Se suman en este campo otras acciones como un mejor seguimiento y control a los proyectos de inversión; la implementación de la Ley de Eficiencia en la Administración de Recursos Públicos (Caja Única) y de las leyes de pensiones con cargo al Presupuesto Nacional; los avances en el proceso de presupuestos por resultados y la implementación del Sistema Único de Compras Públicas con 154 entidades incorporadas y 17 restantes en proceso de incorporación, lo que demuestra que, en medio de las críticas para deslegitimar el proceso, se avanza hacia lo que muchos consideraron poco probable.

En Ingresos se ejecutaron acciones administrativas que mejoraron sustancialmente la toma de decisiones en las áreas de inteligencia, permitieron el trabajo conjunto entre las diferentes direcciones, facilitaron el sistema de declaración y pago de impuestos por internet, aumentaron los controles y en consecuencia, contribuyeron a desarticular organizaciones dedicadas al contrabando, y aumentaron la recaudación de impuestos, sobre todo el de utilidades, que, por primera vez, desde hace tres años, viene creciendo en dos dígitos.

No se puede dejar de lado el trabajo de los equipos técnicos que asumieron la tarea de preparar el terreno para la aprobación de ocho grupos de trabajo por parte del Comité de Asuntos Fiscales de la OCDE, necesarios en el proceso de adhesión del país a esta Organización, iniciado en el 2015.

Para complementar estas acciones administrativas y de control, resultó fundamental el gran salto tecnológico, a cargo de personal de Hacienda, lo cual fortaleció programas existentes y creó nuevas herramientas que favorecieron sustancialmente las áreas de inteligencia hacendaria, a facilitar el servicio al usuario, la eficiencia en el gasto público y avanzar en el cumplimiento de estándares internaciones.

“Tal y como lo manifesté al hacer públicos los resultados de las cifras fiscales al cierre del 2017, hemos sido consecuentes entre nuestros compromisos y lo actuado. Al cabo de cuatro años, los resultados de nuestras acciones, puestos a disposición de los ciudadanos, evidencian que lo hicimos”, aseguró Fallas.

Sin embargo, para las autoridades de Hacienda, si bien estos resultados son positivos y van en la línea correcta, lograr una reducción de un déficit fiscal que crece inevitablemente desde hace más de una década, por deudas adquiridas para cubrir el faltante de recursos frescos, será imposible mientras no se cuente con una reforma integral que aumente ingresos y mejore la calidad del gasto público.

Un ejemplo de lo anterior es el comportamiento de las cifras fiscales a marzo 2018 cuando el déficit financiero se ubicó en un 1.5% del PIB y el déficit primario en 0.6% del PIB. Aquí destaca la gran diferencia de aumento entre el gasto total con intereses, que crece un 6.3%, mientras que, sin intereses, esa cifra se reduce a un 2.3%. Los intereses presentan un aumento del 27.4%, lo que se traduce en un aumento de más de ¢69.000 millones con respecto a marzo de año anterior. Este significativo crecimiento en el pago de intereses se explica por el incremento en el saldo de la deuda provocado por el déficit fiscal.

“Una gestión eficiente en el manejo de la deuda pública, la restricción del gasto, la lucha contra la evasión y el contrabando, como la que se hizo en estos cuatro años, pueden mantener controlado el déficit, pero los espacios se cierran, lo que significa que seguir postergando las decisiones en torno a este tema debilita la credibilidad en el país y pone en riegos la seguridad financiera en los mercados nacionales e internacionales”, aseveró el Ministro.

Asuntos pendientes

Al cierre de gestión, Hacienda define, como los grandes asuntos pendientes, los siguientes:

Aprobar los proyectos de ley que siguen a la espera en la Asamblea Legislativa: Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que incorpora: impuesto al valor agregado modificaciones a la Ley de impuesto sobre la Renta y medidas de responsabilidad fiscal. Uso de Mecanismos de Financiamiento en el Mercado Internacional Ley de Regímenes de Exenciones y no Sujeciones de Regímenes de Exenciones y no Sujeciones del Pago de Tributos y su Otorgamiento y Control sobre su Uso y Destino. Reforma parcial a la ley de contratación administrativa ley N°7494 del 5 de mayo de 1995, y reforma de normativa conexa: reforma parcial a la Ley de la Administración Financiera de la República y Presupuestos Públicos, N°8131 de 18 de setiembre de 2001, así como al artículo 1 inciso e) de la ley de distribución de bienes confiscados o caídos en comiso, ley 6106 de 7 de noviembre de 1977. Expediente N°20.488 Mantener los niveles de confianza en el país por parte de los organismos internacionales, calificadoras de riesgo, inversionistas nacionales e internacionales. Continuar la actualización e innovación de herramientas tecnológicas para mejorar los controles contra la defraudación fiscal, facilitar los servicios al usuario y mantener la transparencia institucional. Consolidar el cumplimiento de los estándares internacionales que abrirán las puertas del país a la participación en los grandes escenarios a nivel mundial en materia económica, social y ambiental.

“El camino está avanzado, al igual que lo hicimos quienes hemos estado al frente de este Ministerio, las nuevas autoridades también tendrán que asumir grandes retos. De nuestra parte, hasta nuestro último día al frente de Hacienda, haremos lo posible para gestionar, siempre responsablemente, los recursos que requiere el próximo gobierno a inicios de su administración, para hacer frente a los compromisos legales y constitucionales que garanticen la estabilidad social del país. Confiamos en que estos recursos le den el espacio necesario para lograr la aprobación de la reforma integral que le urge al país y que se viene postergando desde hace tanto años”, concluyó Fallas.

Comunicado de prensa

CP-41 / 24 de abril, 2018

comments powered by Disqus